Random header image... Refresh for more!

Prop bet y nuevo deporte: el botellining

El 90% de las fotos que hago con el móvil últimamente, forman parte de la ya famosa serie (en mi casa) “Cañas y coñas” que estoy subiendo constantemente a twitter y facebook.

Ya sabes lo que puede pasar si te vas de cañas: que se alarga la cosa y acabas… cuando acabas. Conforme pasa el tiempo y, por lo tanto el número de cañas, el grado de tonterías que se pueden hacer aumenta de forma exponencial. No creo que te descubra nada nuevo, amiguito.

Esta vez ha sido la invención de un nuevo deporte y, por supuesto, con apuestas de por medio. Aunque el grupo con el que iba no son del mundillo del póquer ni “degenerate gamblers” ya estaba yo ahí para dar ese toque tan clásico entre nosotros de “No hay güevos a…”.

No te voy a contar los preliminares, simplemente, ahí va el video:

Esto ocurrió el domingo pasado. Desde entonces he estado dándole vueltas  a la pelota, tampoco en exceso, como puedes imaginar, y se me han ocurrido un par de modalidades. La primera es más o menos la que puedes ver en el video: una cuesta, un quinto y que actúe la gravedad. Podemos hablar de variantes, es decir, rugosidad del terreno, pendiente mínima, quinto, tercio o bote, etcétera.

Lo que está claro es que no se puede impulsar el botellín, porque entonces ya no depende de la habilidad del lanzador sino de la fuerza. En este caso podemos dejar la calle guapa para un maratón de fakires.

La segunda modalidad sería algo parecido al curling, ya sabes, la pentanca que se juega en los países con frío de cojones sobre el hielo y deslizando un ñolo con asa. En equipos de tres con uno lanzando y dos barriendo como posesos (me como las posibles referencias machistas, con lo que me está costando) para que el botellín alcance el punto fijado. En ese punto podemos poner un pincho de tortilla, unas croquetas, unas lascas de jamón o similar, que se zampará el equipo que, sin pasarse, quede más cerca (poner la musiquita del Precio Justo, jojo).

En este segundo caso tenemos que estudiar si la superficie debe ser más lisa. Lo que si está claro es que no debe tener pendiente. Al igual que en el Beer Pong (aquí una referencia, más o menos a mitad del artículo) se permite a los equipos realizar maniobras de distracción al contrario, siempre que no toquen ni obstaculicen el lanzamiento ni el barrido.

Estas chatas las tengo casi fichadas

Estas chatas las tengo casi fichadas

Y hasta aquí esta nueva ida de olla. A ver si conseguimos meterlo como deporte olímpico para Río de Janeiro 2016. Londres 2012 es muy precipitado, hace peor tiempo y tienen peores culos. Puf, al escribir esta última frase se me está ocurriendo el equipaje oficial en los torneos femeninos.

“Nunca hagas apuestas. Si sabes que has de ganar, eres un pícaro; y si no lo sabes, eres tonto”. Confucio esto último, el resto er Periquillo.

perico@nunezdecela.com
Imagotipo_FO_BLA_72

1 comment

1 Bidan { 04.11.12 at 15:12 }

Y me los bebo y tu los lanzas, modalidad por equipos…

You must log in to post a comment.